5 Mitos del porteo y una gran verdad

5 Mitos del porteo y una gran verdad

Mitos y demás historias mitológicas

Como siempre, opinólogos tenemos por desgracia en todos sitios.

Los mitos sobre porteo ergonómico están a la  orden del día.
El miedo a lo desconocido hace que la gente haga un rechazo hacia lo que no conoce, esto es normal, pero lo que no es normal, es que se digan cosas sin sentido ni conocimiento de causa. 

Es ahí donde una tiene que estar segura, y ya, si quiere, batallar o rebatir.
Esto es aplicable a muchos casos, con la lactancia y con la crianza en general.
Al final, cada familia hace su camino, el que le funciona y le va bien.
Se trata de pasar por este camino de la manera más gozosa posible.



 A ver, empecemos por el principio, si no estuviéramos preparadas para llevar a nuestros hijos, la naturaleza y nuestra evolución nos hubiera provisto de otras cualidades…

Siempre que se empieza a portear a un bebé pequeño vas tonificándote a medida que el bebé crece, no es lo mismo ir a un gimnasio y empezar cogiendo una pesa de 9 kg que empezar por una más pequeña e ir aumentando paulatinamente el peso.
 Pues esto es lo que pasa con el porteo que el bebe va aumentando de peso y tu vas tonificándote a la vez, además que un Portabebé bien colocado hace que la posición de tu cuerpo no sufra con toda  la carga del peso ya que lo reparte y lo resta, dependiendo de las cualidades del portabebé.

La elección del portabebé es muy importante y afecta directamente en: Cuánto peso puedes cargar, cuánto rato puedes portear, y lo cómoda que vas a estar.

Te propongo:
Si empiezas ahora, ve haciendo una adaptación paulatina, no comiences porteando mucho rato y menos si no es un portabebé de carga simétrica ( como la bandolera)
Ve aumentando día a día el rato que vas porteando empezando por ejemplo 15-20 minutos y aumentando paulatinamente.
Sobretodo, escucha tu cuerpo, escucha tus límites.

pesas mister potato mitos porteo

Un bebé cuando nace puede caminar?
Puede seguirte?
O necesita de una figura que se asegure de su supervivencia?

Cuando un bebé nace, es absolutamente dependiente de la figura de un adulto para poder asegurarnos de su supervivencia.

Con lo cual el bebé cuando espera estar cerca de una figura que le provea de alimento, constante calor, constante, seguridad constante y movimiento constante.

De esta manera su cerebro no tiene que activar los sistemas de alerta y así poder desarrollarse en la mayor armonía posible.
Un niño no se acostumbra los brazos sino que los necesita para poder crecer en la zona que más seguridad le provea para ello. 
Además que cuando te des cuenta, tu bebé será un toddler y en un pestañeo será un niño. 
Atesora cada instante.

Un fular elástico es el mejor portabebé para un recién nacido. 

Para empezar a ningún portabebé es el mejor.
El mejor portabebé va a ser el que cada cual elija dependiendo de sus circunstancias y de sus preferencias.
Los profesionales no podemos sentenciar a la hora de recomendar un portabebé porque cada persona tiene un estilo de vida es distinto.
Los fulares elásticos normalmente se suelen porque es un portabebé, barato, aunque dura un asalto, a los 7 kilos estás desando ser Hulk Hogan porque empiezas a notar más el peso, empieza a rebotar,  a clavarse… 

Se puede hacer el nudo “preanudado”  en el cual se coloca y anuda antes de meter al bebé.
Pero esto tiene doble filo, por un lado están los padres que no se atreven anudar con su bebé en brazos y por otro lado es que cuando creamos la tensión en el portabebé no está el niño dentro.
Entonces no podemos determinar cuál va a ser la tensión perfecta para poder contener al bebé, puede quedar flojo o puede quedar demasiado apretado etcétera…
Cuándo anudamos con nuestro bebé en brazos esto pasa menos porque creamos la tensión y el asiento mejor teniendo al bebé dentro.

Te imaginas llevando a tu adolescente en un mei tai ? 
Llegar al instituto en su flamante fular diciendo, bájame aquí mama!

Muchas veces la gente tiene miedo que el niño transportado en brazos el niño no se ejercita lo suficiente como para después poder emprender la marcha.
Para empezar el niño no está porteado las 24 horas del día y para seguir el porteo también es un ejercicio para ellos ya que nuestro propio movimiento y el mantener la posición gasta energía ya que el bebé colabora para ser llevado, no es un peso muerto.

Esto me trae de cabeza.
Cada escuela, cada  profesional, tiene una opinión al respecto
Esta es la mía.

Cuando estamos porteando se reparte el peso en distintos puntos entre las corvas( el espacio que hay de rodilla  a rodilla), en la espalda y también queda reposado parte del peso que es sostenida por el portabebé y otra parte del peso es sostenida en el cuerpo que lo lleva.

Cuando metemos los pies dentro, estamos variando uno de los puntos dónde reposa el peso del niño que sería de rodilla rodilla.
Metiendo los pies dentro, ya no quedaría sostenido bien en esa posición además de que los pies quedan entre el bebé y el portador aplastando sus pies.
También se activa el reflejo plantar, es un reflejo natural del recién nacido pudiendo causar así también un entumecimiento de los pies.
 Para salvaguardar que el reparto del peso sea más equitativo y que la posición sea lo más ergonómica posible los pies han de ir fuera.

Una gran verdad…

Tu hijo crece, la infancia se escurre entre los dedos de lo corta que es, y más corta todavía es la época de bebé, tenemos en las manos la base de un adulto, os aseguro que de amor no se a muerto nadie, pero por falta de cariño, cercanía, entre otras cosas, después tenemos adultos recuperándose de su infancia.

Escúchate a ti que al final eres la persona que más rato va a estar contigo misma…

 

 

Qué cosas te han dicho mientras estabas porteando?
Te han dicho algún mito más?
Tienes alguna otra duda ?
Déjame un comentario y los vamos resolviendo.

Suscríbete!

Sígueme en instagram

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.